top of page

¿Qué debes saber sobre la contabilidad colaborativa?

Actualizado: 4 may 2023


La contabilidad tradicional se caracteriza por ser lineal, donde cada fase de la vida de una factura se produce de forma lenta desde que se emite hasta que llega a la AEAT. Por tanto, hablamos de un proceso que presenta inconvenientes en la productividad del departamento. Y es que con fórmulas obsoletas como esta, los procesos no son tan eficientes y, además, la información con la que se trabaja puede estar desactualizada.


Para evitar ralentizaciones en los procesos de trabajo y flujos de información, la contabilidad colaborativa se presenta como una extraordinaria alternativa para las empresas y los profesionales de hoy, donde el mercado se mueve a una velocidad de vértigo y los empresarios necesitan tomar decisiones de forma más ágil y efectiva.


Pero ¿qué es la contabilidad colaborativa y qué beneficios conlleva para el funcionamiento de las compañías? ¡Sigue leyendo!


¿Qué es la contabilidad colaborativa?


La contabilidad colaborativa es un modelo de gestión digitalizado dentro de las organizaciones que permite el intercambio inmediato de información actualizada y en tiempo real entre los departamentos y agentes que intervienen en el proceso contable.


Hablamos, en definitiva, de un sistema perfecto para cualquier actividad profesional de hoy, donde se exige un funcionamiento ágil y sin errores. Por tanto, podemos decir que la contabilidad colaborativa responde a la evolución natural del progresivo avance de las nuevas tecnologías en la sociedad.


Beneficios de la contabilidad colaborativa frente a la tradicional


Picos de trabajo inasumibles, falta de capacidad para el cumplimiento con las nuevas exigencias de la Administración, dependencia de papel, información imprecisa, errores contables… El modelo tradicional genera numerosos inconvenientes que pueden ser superados con la contabilidad colaborativa. Y es que esta fórmula de trabajo contable permite la interacción de todos los intervinientes y favorece el flujo de información en tiempo real.


Agilidad


Mientras que en el modelo lineal (tradicional), el flujo de información es mucho más lento (se dan hasta 5 pasos para que se produzca el registro oficial de cada operación), en el modelo colaborativo todos los agentes del departamento contable tienen acceso a la información en todo momento.


Eficiencia


La conexión directa da como resultado una gestión documental de la contabilidad financiera más eficiente que la producida en los modelos tradicionales. Como resultado, se simplifican las tareas consideradas como mecánicas o rutinarias y disminuye el riesgo del factor error humano.

En cambio, la contabilidad tradicional, al carecer de dicha automatización, es mucho más dependiente del papel y la empresa tiene que dedicar más recursos a tareas no estratégicas.


Mejor toma de decisiones


Como hemos avanzado, gracias a las herramientas que permiten poner en marcha la contabilidad colaborativa, la información está constantemente actualizada con precisión y rigor. En consecuencia, las decisiones financieras son más acertadas, pues se toman con pleno conocimiento de la situación de la organización sin perder de vista las diferentes normativas que afectan a la actividad.


Una herramienta indispensable para la contabilidad colaborativa


La tecnología SaaS (software como servicio – software as a service – , instalado para funcionar desde la nube y con actualizaciones automatizadas) es la base para que la contabilidad colaborativa pueda materializarse.


Hablamos de tecnología inteligente aplicada a la contabilidad, facturación y finanzas de cualquier compañía, independientemente de su tamaño. ¿Cómo ayuda a los departamentos, así como a los asesores contables y financieros a trabajar?

  • En primer lugar, permite tener la información contable integrada y en tiempo real, lo que elimina la gestión documental. Así, los especialistas pueden ofrecer un servicio de asesoramiento más completo y de valor añadido.

  • La comunicación mejora a todos los niveles, proporcionando fluidez en el trabajo de los diferentes departamentos, pero también con los clientes.

  • Se eliminan las ineficiencias y picos de trabajo, lo que permite cumplir con la AEAT.

  • La productividad mejora sustancialmente, gracias a la automatización de tareas, lo que permite a los equipos destinar más tiempo de trabajo en labores estratégicas. Como resultado, la actividad resulta mucho más rentable.


¿Tú también quieres centrarte en lo que más importa para darle un impulso definitivo a tu negocio? Contacta con AC&M. Te ayudamos a optimizar todas tus tareas administrativas y de facturación con un asesoramiento online a tu medida, seas autónomo o empresario.


10 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page