La importancia de declarar el domicilio fiscal

Actualizado: 19 nov

Una de las cosas que debes saber antes de dar el paso de trabajar por tu cuenta como autónomo, es que los errores con Hacienda pueden suponer una sanción. Incluso la declaración del domicilio fiscal, aunque parezca un trámite sin importancia, puede hacerte pasar un mal trago si no está declarado correctamente. Es muy común tener dudas sobre el concepto de ‘dirección fiscal’, que puede confundirse a veces con el domicilio de la actividad. Por eso, a continuación damos todas las claves para entender qué es exactamente el domicilio fiscal y cómo hay que declararlo para no tener problemas futuros con Hacienda.



¿En qué consiste el domicilio fiscal?

Cuando hablamos de domicilio fiscal, nos referimos al lugar en el que una persona responde a sus deberes fiscales con la Agencia Tributaria, que normalmente coincide con su residencia habitual. Lo que puede resultar confuso es que, a veces, Hacienda considera el sitio en el que el autónomo lleva a cabo y gestiona su ejercicio económico como dirección fiscal.

Es aquí donde entra en juego otro concepto al que hacíamos mención al inicio de este post: el domicilio de la actividad. Dirección fiscal y domicilio de la actividad no son lo mismo:

  • Domicilio fiscal: lugar en el que vas a estar disponible permanentemente, de modo que, si la Agencia Tributaria te envía una notificación de cualquier tipo, la recibirás con seguridad.

  • Domicilio de la actividad: es el establecimiento o sitio en el que realizas tu trabajo como autónomo, que puede o no coincidir con el domicilio fiscal. Por ejemplo, si haces teletrabajo y estás desempeñando tu actividad desde tu casa, la dirección fiscal y la de la actividad serán la misma.

Por qué es relevante para la Agencia Tributaria la dirección fiscal

Al comunicar tu dirección fiscal a Hacienda, además de informar del lugar en el que pueden encontrarte para el envío de notificaciones, también quedas adscrito al sistema que se aplica en tu región. Por eso es tan importante este dato, puesto que es el que establece la oficina en la que debes gestionar todos tus trámites.

¿Cuándo hay que declarar el domicilio fiscal?

Cuando inicias tu actividad profesional como autónomo, lo primero que debes hacer es darte de alta tanto en el RETA, como en Hacienda. Es en ese momento en el que debes especificar cuál es tu dirección fiscal. Ten muy en cuenta que, si no declaras este dato correctamente, corres el riesgo de que te impongan algún tipo de sanción.

Si necesitas ayuda para darte de alta como autónomo y para declarar tu domicilio fiscal, no dudes en ponerte en contacto con nuestra asesoría online AC&M. Podemos ayudarte con todo el proceso.




12 visualizaciones0 comentarios