¿Puedo contratar a un empleado si soy autónomo?



Una de las dudas que surgen a los autónomos primerizos es el tema de la contratación de otros empleados. ¿Es posible hacerlo? Si es así, ¿cuál es la manera correcta? Lo primero que debe quedar claro, es que los trabajadores autónomos pueden contratar a otros empleados al igual que puede hacerlo una empresa. ¿Cómo se hace y qué hay que tener en cuenta? Lo explicamos todo, a continuación.


Cómo contratar a un empleado siendo autónomo

Cuando trabajas por cuenta propia, quizás te encuentres en una situación en la que tu trabajo requiere de contratar a alguien para poder cubrir todas las necesidades. Quizás necesites esas manos extra de manera puntual, o de forma indefinida. Es importante tener claro que, además de poder contratar a un empleado con un contrato de relación laboral, también es posible contratar a otro trabajador autónomo, utilizando para ello un contrato mercantil.


¿Cómo se hace? El autónomo debe darse de alta en la Seguridad Social como empresario para poder dar de alta al trabajador. El contrato de trabajo con este debe registrarse en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Se trata de trámites que se pueden hacer telemáticamente en la actualidad, incluso el pago de las cotizaciones del empleado contratado. Quizás parezca un proceso muy complicado, por eso, contar con una asesoría profesional puede ser de gran ayuda en estos casos.


¿Cuánto cuesta contratar a un empleado si eres autónomo?


Contratar a un trabajador implica el coste del seguro social y la nómina, lo que depende, por un lado, del convenio de los trabajadores al que corresponde la actividad del puesto de trabajo, y, por otro, al tipo de contrato (temporal, indefinido, parcial, total…). Una aproximación podría ser en torno al 30% sobre el salario base en el régimen general.


En cuanto al número de empleados que pueden contratar un trabajador autónomo, el límite está entre 2 y 10, dependiendo de la actividad que desarrolle.


Contratar a otro autónomo, ¿es posible?


Como decíamos anteriormente, una posibilidad a la que es posible recurrir en determinadas circunstancias, es contratar a otro trabajador autónomo. En este caso, es clave saber que, aunque puede existir una relación contractual entre dos autónomos, debe ser de tipo mercantil. Es decir, no es un contrato laboral, sino de prestación de servicios.


¿Qué hay que tener en cuenta ante esta situación? El autónomo no es tu empleado, sino tu cliente, por lo que no es posible imponer horarios laborales ya que no está vinculado laboralmente a tu empresa. Cuando termina sus servicios, emite una factura según se ha acordado previamente en el contrato.


¿Todavía no tienes una asesoría online que pueda ayudarte a gestionar a los empleados que contrates como autónomo? En AC&M te ayudamos con todos los trámites necesarios para contratar y mantener a tus empleados, además de informarte sobre todo lo que necesitas para hacerlo todo de forma correcta y dentro de la legalidad.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo