Cómo deducir los gastos de difícil justificación

Actualizado: 19 nov



Si trabajas como autónomo, seguro que estás familiarizado con los gastos deducibles. Sin embargo, es muy común tener cierto desconocimiento ante los gastos de difícil justificación y cómo hacer para deducirlos correctamente. Gastos del teléfono, la casa, el coche, las comidas… son algunos ejemplos de aquellos que es complicado vincular con tu actividad, y en este post te explicamos cómo puedes hacerlo.

Gastos de difícil justificación: ¿Qué son y cómo se deducen?

Cuando hablamos de gastos de difícil justificación, nos referimos a los que realizas con tu proyecto laboral como autónomo, pero que de alguna manera, se comparten con tu vida privada, lo que hace que sea muy difícil justificarlos y, como consecuencia, su deducción. Tener las cuentas separadas es clave para tener todo esto en orden.

Algunos ejemplos de gastos de difícil justificación:

  • El teléfono que utilizas para el trabajo: ¿cómo demuestras que no haces llamadas privadas? Lo ideal, es tener un teléfono para el trabajo y otro para tu vida privada.

  • El uso del coche: Hacienda no tiene claro si realizas viajes en tu vida diaria con él, o si solo es un vehículo para el trabajo.

  • Otros ejemplos: comida, gastos de la casa en caso de teletrabajar.

¿Qué debes saber? Si puedes demostrar que solamente los utilizas para tu empresa, presentando facturas, emails, contratos…, entonces puedes deducir el 5% de estos gastos de difícil justificación. No es mucho, pero de otra forma no podrías deducirte nada.

Deducción del 5%

¿Qué condiciones son necesarias para deducir ese 5% en este tipo de gastos como autónomo? Se trata de una deducción automática que se aplica en el IRPF para aquellos trabajadores que cumplen con los siguientes requisitos:

  • Calcular el IRPF de estimación directa simplificada. Para saber si es tu caso, puedes comprobarlo revisando si marcaste la casilla 609 en el modelo 036 o 037 de tu alta en Hacienda.

  • Tienes beneficios (si los ingresos superan los gastos).

Recomendaciones para gestionar la deducción de los gastos de difícil justificación

  • Guardar todas las facturas emitidas y recibidas. Recuerda que Hacienda puede reclamar hasta 4 años después.

  • Llevar siempre al día la contabilidad del negocio. Debes ser consciente de todo lo que ocurre para poder reclamar o presentar las justificaciones pertinentes en caso de reclamación por parte de Hacienda.

En AC&M, como asesoría online laboral, fiscal y contable, podemos ayudarte a que todo este proceso sea mucho más sencillo para ti. Podrás optimizar tu tiempo y dinero, tener tus cuentas e impuestos al día de forma sencilla, cómoda y segura, todo ello con un asesor que te acompañará en todas tus gestiones desde 25 euros al mes.

Disponemos de una herramienta con la que podrás subir todas tus facturas, nos aseguramos de que todo está correcto y presentamos tus impuestos. Consulta nuestra página web para más información y contacta con nosotros.


4 visualizaciones0 comentarios